Estamos ante una historia que se repite periódicamente, con Samsung como protagonista. En los últimos cinco años hemos escuchado hablar sobre teléfonos flexibles muchas veces, algo principalmente motivado por la existencia de la tecnología que permite crear pantallas que se pueden doblar.

Origen: Xataka